cary

Cositas mías

miércoles, junio 22, 2005

Aquí un búfalo, aquí unos amigos

El Viernes pasado fui a ver ‘El Búfalo Americano’ en el círculo de Bellas Artes. Este montaje tenía el premio MAX al mejor espectáculo revelación del 2004 y estaba muy bien dirigido y muy bien interpretado. Como ahora, con las clases de doblaje, tengo el sentido del oído hipertrofiado, no puedo evitar destacar lo bien que decían las cosas y lo bien que matizaban las intenciones (salvo en algún momento que chirriaba un poco pero que no fue más que la excepción).

Lo dicho, muy buena versión. Y ahí están hasta el día 26 de Junio con 4 gatos de público porque no tienen una gran campaña publicitaria y porque tampoco la historia tiene mucho tirón, la verdad.

Hecha queda la crítica, pero lo más divertido para mi no fue la obra en si. Os cuento por qué este texto me trae grandes recuerdos.

Me pongo en plan abuelilla.
Hace 7 años aproximadamente, unos cuantos politécnicos nos apuntamos a un curso de dirección de teatro impartido por Fermín Cabal organizado por el aula de teatro del rectorado. Él utilizó este texto para trabajar. El mismito, de hecho, porque esta compañía utiliza la traducción de Fermín Cabal.
En este curso había mucha gente que yo conocía, pero en mi grupo de trabajo estaban: Julia, Carlos y Jaime.
A los 3 los conocía desde hacía años porque eramos todos de Histrión, el grupo de teatro de la facultad de Informática que fundamos en el curso 91-92. A Carlos (el famosisisimo cómico de la Paramout comedy) le conocí en el 90 (que barbaridad), a Jaime más tarde, creo que fue en el 93 y a Julia… en el 95, supongo.

En 1997 unos cuantos politécnicos (otra vez) decidimos fundar un grupo extra universitario. Matadero Tr3s Teatro. Bueno, la idea se le ocurrió a uno, se la contó a un segundo y entre los dos nos convencieron a unos cuantos más. Y allí, en aquel lugar del barrio de Tetuán que tenía un patio tan particular (y en el que hacía tanto frío) trabajabamos en la primera escena de la obra, en dos versiones, una masculina con 2 directoras y una femenina con 2 directores. Esta segunda no prosperó. La primera si, de hecho al final del curso era la única escena de la clase que avanzaba (vamos, que quedabamos para trabajar en ella).

Tanto nos implicamos en el asunto, que decidimos seguir adelante y hacer la obra completa. Reclutamos un tercer actor, Anselmo, novio (entonces y ahora) de Julia, compañero de piso de Jaime y cofundador de Histrión con Carlos, conmigo y con alguno más.
Y así quedó el elenco.

Siguió mucho trabajo, muchos fines de semana en el Matadero antiguo, en la antigua casa de Jaime y Anselmo (y Fernando) y en el Matadero actual. Y una gran batalla de egos que ninguno de los participantes se atreverá a negar (supongo) . Uf, que guerra que nos daban, oyes… :P

Era, tambien, la época de ‘Matadero del amor’, y Silvia nos echaba una mano en los ensayos (era la novia de Carlos), así que, cercados como estábamos… empezamos a salir Jaime y yo. Que cosas.
Y representamos la obra varias veces (unas 12) en varios sitios, y las primeras representaciones eran infumables, no entraré en detalles, pero las últimas… ahí ya encontramos la manera y salía bastante bien, la verdad. Yo incluso diría que muy bien.


Eramos tan jovenes... Posted by Hello


Es curioso que, en la versión que vimos el otro día, ‘resolvían’ varias cuestiones de forma parecida a la nuestra. Me sentí muy orgullosa de nuestra escenografía de cajas, tan transportable y adaptable ella (relativamente, ay) y que tan bien recreaba el ambiente; de nuestras músicas de Janis Joplin, Tom Waits, etc…; de nuestros efectos especiales TAN curraos (muuuuucho más que en la del MAX este), nuestro golpe y nuestra muerte en directo quedará para los anales de la historia; de la solución a algunas escenas con un texto un tanto retorcido… y sobre todo de nuestros actores, tan majos, tan egocentricos, tan guapos y tan artistas :')

8 Comments:

  • At 10:13 p. m., Anonymous Danilac said…

    La verdad es que fue una pasada. Oyes, tú vas mucho al teatro... no se te ha ocurrido publicar una especie de 'agenda semanal' recomendando montajes?
    Seguro que acaba siendo un referente para todo tus lectores...

     
  • At 10:15 p. m., Blogger jaime said…

    Jo, que bonito. Cuanta emoción y cuanta historia personal resumida en unas pocas líneas. Se me ponen los pelos como escarpias. Como tu dices, eramos tan jovenes. Y lo seguimos siendo :-P

     
  • At 10:01 a. m., Blogger Fantine said…

    Que jovencillos :)

    Me encanta comprobar como de situaciones cotidianas acaban surgiendo sólidas relaciones como la vuestra. Porque me apuesto lo que sea a que cuando empezasteis no imaginábais que ahora tendríais esa preciosidad de niño que es Mateo

     
  • At 9:31 p. m., Blogger cary said…

    Danilac Pues si, estaría bien..., tal vez lo haga. Aunque hasta que me estabilice no puedo obligarme a nada que me quite tiempo ni cabeza. Seguiré haciendo críticas, eso si, el Domingo voy a ver Café, que aun no la he visto.

    Jaime Ya te digo, churri. Y espero que sigamos siendo siempre jóvenes, al menos en espíritu :)

    Fantine Buah... ni de lejos. Quien lo hubiera dicho...Y míranos, tan felices. Casi 7 años, ¡y tenemos un niño majísimo! Ya verás, ya ;)

     
  • At 11:23 a. m., Blogger Hari Seldon said…

    Pero bueno ... ¿ como osas tener un blog y no informarme ?

    Ay, cuanto me haceis de sufrir ....

    :-D

     
  • At 5:08 p. m., Blogger cary said…

    Pues ya ves, oso.
    Sin acritud :P

    Así soy yo, mala XD

     
  • At 1:59 p. m., Anonymous Artemisa said…

    He leído este post tres veces y me dan unos tironcillos en el estómago cuando pienso que sin vosotros, los fundadores de HIstrión (cómo suena), no habría conocido a tantísima gente a la que quiero y aprecio muchísimo.
    Es emocionante leerte.

    Y a mí es que estas cosas me tocan todas las fibras. Soy así.

     
  • At 10:57 p. m., Anonymous Carlos Ramos said…

    ¿Ego nosotros, Cary?

    Por cierto, muchas gracias por esas palabras: "tan majos, tan egocentricos, tan guapos y tan artistas"

    Hay cosas que no cambian.
    Felicidades a esas dos pedazo de directoras. Es cierto que lo que montasteis tenía muy poco que envidiar a este premio Max.

     

Publicar un comentario

<< Home