cary

Cositas mías

martes, abril 12, 2005

Diva en decadencia

Es una pena estar en decadencia a los 30 (no me quito años, es que ya llevo algunos así) Sobre todo con una gloria que, además de efímera, ha sido tan de andar por casa, la verdad. Aun así, es curioso que la mayor parte de la gente con la que me relaciono ahora no tenga ni idea del tipo de persona que era yo. Que sin diferencias muy profundas... pues a primera vista no tenía nada que ver.
A muchos les extraña ahora verme un día maquillada. ¿Que dirían si me vieran con la pestaña, la plataforma, la boa y los peluches de leopardo?. Otros saben perfectamente de lo que hablo.
Voy por la calle y algunos días (sobre todo si voy sin sillita de bebé) alguien me dice algo....poca cosa. Lejos quedó el acoso y derribo, cuando todo el que se cruzaba por mi camino me decía un piropo o, como poco, se daba la vuelta (algunos sería solo pa reirse, no digo yo que no) Muchas veces eran groserías y resultaban francamente desagradables, pero una se acostumbra y cuando las cosas cambian.... se pregunta por qué.
Este año por primera vez en mi vida, no he celebrado mi cumpleaños. En mi cumpleaños siempre había alrededor de 80 personas. No quiero saber cuantos habrían venido este año, fueran los que fueran me sorprendería, como me sorprendió los últimos años que siguieran siendo tantos.
Creo que no tiene nada que ver la edad, ni el bebé (la decadencia es anterior) ni los cambios físicos, que son evidentes, no voy a negarlo, pero en el fondo no son tantos. Supongo que me falta algo de fuerza.
A lo mejor cuando los que no me conozcan bien lean esto, me tacharán de superficial.
A lo mejor lo soy.
Yo no lo creo.
Me han pasado algunas cosas divertidas a lo largo de la vida. Sin gran importancia.... pero divertidas y curiosas. Siempre me decían que algún día tendría que escribir mis memorias... A este paso serán francamente cortas.
Tambien me decían muchos que yo era una reencarnación de Marilyn. Yo no creo en esas cosas, claro.
Tengo 33 años.
A ver si esta vez supero la crisis ;)

3 Comments:

  • At 2:13 p. m., Blogger teablogger said…

    La decadencia no es nada más que una evolución más de la vida. Si decides que la evolución es negativa, táchala de decadencia, pero mirando tu vida no creo que sea así. Eres como los gatos: tienes 7 vidas. La actual es tremendamente rica, entre teatro, pareja encantadora, niño extraordinario y amigos sinceros. Te conoces muy bien a ti misma, has superado muchas cosas y te queda lo mejor por venir. Y yo espero ver todo lo que pasa y pasará. Ánimo, que desde la calle Valverde se te quiere mucho :)

     
  • At 10:15 p. m., Blogger cary said…

    Gracias guapa. La verdad es que si me siento decadente, en el fondo creo que siempre me he sentido decadente.... a lo mejor no es mas que coquetería.... Lisboa tambien es decadente y mira que encanto tiene.
    En fin, acabo de ver una obra.... uf, impresionante. A ver si mañana escribo algo al respecto.
    Mil besos y mucha felicidad

     
  • At 11:53 a. m., Anonymous Ignacio said…

    No creo que decadencia sea una palabra adecuada: se trata simplemente de una evolución. ¿Decadencia con respecto a qué? Bueno, la gravedad hace de las suyas (si vieras mi barriga...) pero el ver esto como una decadencia es porque tenemos demasiado asumido el imposible modelo de la juventud eterna: esos anuncio que presentan cremas para los 30 ¡hechos por modelos de 20!
    Se puede ser muy joven y muy decadente: Cuando has perdido la curiosidad, el interés por los demás; cuando eres apático y mezquino.
    Y no me parece, de ninguna manera, ver a una persona decadente en las historias que cuentas.
    La melancolía... sí, todos podemos ser presas, y de la nostalgia... sobre todo de la nostalgia de lo que nunca fue. Pero eso, amiga, es otra historia.
    Un beso

     

Publicar un comentario

<< Home